Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad y seguridad de la página web y obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios. Si está de acuerdo pulse ACEPTAR o continúe navegando. Más información en Política de Cookies.
Domingo - 25.Junio.2017

“Me encanta el feedback que hay con los alumnos una vez que se incorporan a volar”

Air-Hostess abrió la academia de Gijón el 1 de abril, un proyecto que se suma a la oferta formativa que desde hace más de dos decenios ofrece en esta comunidad en la ciudad de Oviedo. La encargada de sacar adelante este centro es Mariana Battilana que llegó a la familia de Air-Hostess en julio del año pasado a la academia ovetense. A partir de ahí, y gracias a la ayuda de Montse (directora de Air-Hostess) y de Deli (encargada de los centros), comenzó este sueño de poner en marcha este nuevo centro, apunta.

En el caso de Gijón, la apuesta formativa surge de una alianza empresarial: “Nos unimos a Falcon Air, en donde Air-Hostess se encargará de los cursos de TCP y Falcon Air de los de piloto privado y de drones. Promocionaremos la aeronáutica en general”, resume Mariana. Al menos de momento, el centro de Gijón ofertará las diferentes opciones curriculares para ser tripulante de cabina de pasajeros, mientras que los cursos de TOA (Técnico en Operaciones Aeroportuarias) “los derivaremos a Oviedo”.

El objetivo es que “la primera promoción de Gijón llegue en septiembre” cuando comenzará el primer curso de TCP. En este aspecto, Mariana detalla que sus funciones serán las de informar y encargarse de que los alumnos "se formen de la mejor forma posible”.

Así que ella estará al frente de un equipo docente en el que algunos profesores “son antiguos alumnos de Air-Hostess”, la mayoría de los que impartirán clase en Gijón cuenta con experiencia en el centro de Oviedo.

De hecho, una de las cosas que más le gustó al llegar a Air-Hostess fue el “feedback que hay con los alumnos una vez que se incorporan a volar. Es una experiencia espectacular”.

Y dentro de esa experiencia espectacular para los que quieren trabajar volando se encuentra la visita a A Coruña. En la ciudad herculina los alumnos realizan las últimas prácticas en un simulador de cabina, antes de enfrentarse a los exámenes que les otorgarán su título homologado de Tripulante de Cabina de Pasajeros.

Compártelomeneamediggdeliciousgoogle bookmarkstwitterFacebookFacebook
Enviado por academia - 02/05/2017

Testimonios de nuestros alumnos

Ver todos los testimonios
v04.12:0.07 GestionMax