Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad y seguridad de la página web y obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios. Si está de acuerdo pulse ACEPTAR o continúe navegando. Más información en Polí­tica de Cookies.
Sábado - 21.Octubre.2017

¡Qué importante es conocer la normativa de seguridad!

“Los viajes por vía aérea deben ser seguros y eficientes. Para ello es preciso contar, entre otros requisitos, con un conjunto de normas convenidas a escala internacional que constituyen el reglamento del aire”, explican en el Convenio sobre Aviación Civil, y que los alumnos de Air-Hostess aprenden durante su formación. En este documento se especifican desde los conceptos básicos hasta los requisitos exigidos para obtener la licencia de TCP.

El trabajo de la tripulación comienza antes de que el avión despegue y los auxiliares de vuelo realizan varias funciones, como por ejemplo conocer el plan de vuelo. Este documento contiene la identificación de la aeronave y de su equipo; el lugar y la hora a la que sale, su ruta y altitud o el punto y la hora prevista de llegada. Además, si se da la circunstancia de que el avión no pudiese despegar, se prevé en este plan de vuelo la aeronave que sustituiría a la primera.

Este compendio normativo hace especial hincapié en los controles a los que deben ser sometidos los pasajeros, así como aquellas personas que no son civiles. La misma importancia le da a evitar que se introduzcan objetos prohibidos en un avión.

Incluso el catering tiene un control específico: “Los productos de restauración, destinadas al transporte o al uso a bordo de una aeronave estarán sujetas a controles de seguridad, tras los que quedarán protegidas hasta ser embarcadas en la aeronave a fin de evitar la introducción de artículos prohibidos a bordo”.

¿Y una vez en el avión? Los pilotos deben atenerse a las reglas de vuelo visual o bien a las de vuelo por instrumento. Pero los vuelos se autorizan según las primeras y siempre y cuando la tripulación pueda mantener alejado el avión de las nubes a una distancia de 1.500 metros como mínimo en el plano horizontal y 300 metros en el plano vertical. El objetivo es que conserven una visibilidad al frente de por lo menos ocho kilómetros, según se especifica en el convenio.

Respecto a las medidas de seguridad durante el vuelo, es el reglamento europeo quien detalla estos aspectos que afectan directamente a los tripulantes de cabina. Es aquí en donde se prohíbe el acceso de cualquier persona no autorizada al compartimento de la tripulación durante el vuelo.

También es donde se obliga a los auxiliares de vuelo a tomar medidas de seguridad adecuadas, “tales como la formación”, para impedir los actos de interferencia ilícita durante el vuelo.

Para cumplir con esta última exigencia, nuestros alumnos reciben formación en defensa personal, pero ese es otro tema. 

Compártelomeneamediggdeliciousgoogle bookmarkstwitterFacebookFacebook
Enviado por academia - 16/06/2017

Testimonios de nuestros alumnos

Ver todos los testimonios
v04.12:0.07 GestionMax