Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad y seguridad de la página web y obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios. Si está de acuerdo pulse ACEPTAR o continúe navegando. Más información en Polí­tica de Cookies.
Martes - 25.Septiembre.2018

“No creo que me hubieran seleccionado en Thomas Cook sin haber cursado primero en Air-Hostess”

Mariona Lidón, Diego Alonso y June Lirola estudiaron en Air-Hostess en Palma de Mallorca y ahora serán compañeros de trabajo en la compañía Thomas Cook como tripulantes de cabina. Los tres acaban de finalizar el curso de conversión en Manchester y recuerdan con cariño la “emoción” que experimentaron cuando por primera vez vieron en el hangar el avión en el que volarán.

Mariona reconoce que siempre le había gustado ser tripulante de cabina, pero le “cortaba un poco el tema de la altura. Hoy en día ha cambiado mucho la cosa, así que un par de empujones de mi familia y amigos y empecé en cuanto el trabajo me lo permitió”. A June también era una idea que le había rondado por la cabeza, mientras que Diego buscaba un trabajo que le ofreciese “escapar de la rutina, algo diferente” y que dentro de unos años le hiciese sentir “orgulloso de lo que hago, crecer en el trabajo y a la vez, como persona. El puesto de TCP me da la sensación que es lo que estaba buscando y a día de hoy me alegro de estar aquí”.

Con el objetivo establecido, June, Mariona y Diego decidieron apuntarse a la academia de Air-Hostess de Mallorca para lograr cumplir su objetivo de trabajar volando. Los tres consideran que su formación en este centro jugó a su favor y les ayudó a lograr este puesto de trabajo.

En este sentido, Diego explica que le ayudó su paso por este centro por la “importancia dada al inglés y la preparación para las entrevistas con las compañías. Mucha de la seguridad que tuve en las entrevistas fue porque sentía que esto ya lo había hecho antes”. También para June la confianza y seguridad que le aportó su paso por Air-Hostess fue determinante, porque “estaba segura de mí misma y más tranquila a la hora de hablar delante de la gente”. “Air-Hostess no solo me ayudó, sino que gracias a ellos tengo el trabajo de mis sueños”, afirma June, a quien respalda Mariona: “No creo que me hubieran seleccionado en Thomas Cook sin haber cursado primero en Air-Hostess”

Con esa confianza se presentaron a la entrevista de Thomas Cook al poco de terminar la formación en Air-Hostess y los seleccionaron. En febrero se desplazaron a Manchester para realizar el curso de la compañía.

Practicaron todo lo aprendido durante su formación, indica Mariona. “El hangar donde hicimos las prácticas está especialmente preparado para el avión con el que nos tocaría volar, dos toboganes, puertas controladas por un ordenador que te podían poner en diferentes situaciones cuando las tenías que abrir, como fuego exterior o que el tobogán no se lanzara automáticamente. Y no éramos la única tripulación que estaba haciendo las prácticas, así que ya de paso nos presentamos los de Baleares y los de Reino Unido”, enfatiza Diego.

June y Mariona destacan la prácticas de fuego, “lo hicimos tal cual hubiera sido en el aire, trabajando en equipo”. Por su parte, Diego resalta que “lo que recordaré, será cuando entramos al hangar de la compañía y vimos “nuestro” avión, con el que volaremos, creo que todos nos emocionamos de alguna manera…”.

Ahora les toca comenzar una nueva aventura en Palma de Mallorca desde donde volarán a ciudades de Alemania, como Hannover, de Grecia o Italia, además de cubrir rutas a Canarias. Mariona, June y Diego ya pueden decir que han hecho realidad su sueño de trabajar volando.

Enviado por academia - 23/03/2018

Testimonios de nuestros alumnos

Ver todos los testimonios
v04.14:0.05 GestionMax